La Misión de la Red ARA es Integrar y fortalecer las organizaciones ambientales para el logro de un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado, la conservación de la biodiversidad y el bienestar humano a través del trabajo en equipo, la comunicación, la creación de capacidades y fomentar la generación de conocimientos

domingo, 7 de septiembre de 2014

LA RED ARA RECHAZA LA ELIMINACIÓN DEL MINISTERIO DEL AMBIENTE EN VENEZUELA




La Red de Organizaciones Ambientales No Gubernamentales de Venezuela (Red ARA) declara su firme rechazo a la eliminación del Ministerio del Ambiente y su degradación a “Viceministerio de Ecosocialismo” adscrito al Ministerio de Vivienda, medida que fue anunciada por el jefe del Ejecutivo Nacional el pasado 2 de septiembre.
En tal sentido, consideramos, que esta decisión será un retroceso en materia de políticas e institucionalidad ambiental, y es incongruente con los principios de desarrollo sustentable y derechos ambientales establecidos en nuestra Constitución.
Asimismo, consideramos que la misma tendrá como consecuencia una aceleración del deterioro del patrimonio natural de los venezolanos, poniendo en peligro las posibilidades de que el país avance hacia un modelo de desarrollo capaz de promover la mejora de la calidad de vida de todos los venezolanos.
Por lo contrario, valoramos el hecho de que este Ministerio, a pesar de las presiones políticas y económicas que sufrió durante su historia, consolidó un sistema nacional de áreas protegidas, que incluye 43 parques nacionales que cubren 15% del territorio; construyó una extensa red de embalses y acueductos; diseñó y ejecutó políticas para la conservación de la biodiversidad; estableció Normas Técnicas para el control del daño ambiental; desarrolló un marco nacional de Ordenamiento del Territorio y estableció los programas nacionales para la inserción de la educación ambiental en todos los niveles educativos, entre otros logros.
Asimismo, resulta fundamental recordar que Venezuela fue pionera en políticas ambientales, al crear el  primer Ministerio de Ambiente en Latinoamérica y segundo en el mundo, y que desde su creación brindó asistencia técnica, formación y asesoría a los países de la región.
Por todo ello, condenamos la anulación de la institución rectora de las políticas ambientales del país, al supeditarla a un ente de desarrollo urbano que, por el contrario, debería ser supervisado por la autoridad ambiental.
Deploramos que, a través de esta decisión, se consolide la pérdida progresiva y deliberada de la autoridad y capacidad técnica del Ministerio del Ambiente. Acción que ha conducido a la ausencia de acciones efectivas que controlen el deterioro de los sistemas ambientales, la progresiva violación de las normas de ordenamiento del territorio, la ausencia de toma de  decisiones para la mitigación y adaptación al cambio climático, así como, a pesar de la retórica internacional, el abandono del cumplimiento de las obligaciones asumidas por la Nación a través de los Convenios Internacionales en materia ambiental.
Igualmente, rechazamos la explicación simplista que pretende contraponer el desarrollo social a la conservación del ambiente y, a través de ella, ignorar que el bienestar de la población está ligado de manera inseparable al acceso al agua potable, a la existencia de alimentos sanos y producidos de manera sustentable, a la generación de energía de fuentes renovables, al control de la contaminación y la preservación de los ecosistemas, entre otros temas ambientales.
Por otra parte, repudiamos que la política ambiental del país sea manejada bajo la doctrina política del ecosocialismo y no a través del modelo de desarrollo sustentable y democracia participativa establecidos en la Constitución Nacional, ya que reduce el tema ambiental a una mero instrumento de confrontación política, promueve la segregación ideológica y excluye cualquier otro enfoque y práctica beneficiosos para la solución de los problemas ambientales.
Fundamentada en estas consideraciones, la Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela (Red ARA):
Exhorta al Ejecutivo Nacional a revertir esta decisión de manera inmediata, y por el contrario inicie acciones concretas para fortalecer y ampliar las capacidades técnicas, humanas, económicas y políticas del Ministerio del Ambiente.
Hace un llamado a todas las Organizaciones Ambientalistas, Universidades, Academias, Organizaciones de la Sociedad Civil, Sindicatos y a la ciudadanía en general, a manifestar su rechazo a esta decisión, y a realizar todas las acciones contempladas en la Constitución y las leyes nacionales de tal manera revertir esta decisión.
Igualmente, solicita a las organizaciones y movimientos ambientalistas en todo el mundo a que soliciten al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela la revocatoria de esta decisión la cual tendrá efectos ambientales, políticos y sociales perjudiciales para los ciudadanos de todas las naciones.


Caracas, 7 de septiembre de 2014
Comité Coordinador Red ARA 

domingo, 20 de julio de 2014

La Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela ante la resolución de desocupación de la Fundación Científica Los Roques




La Red de Organizaciones Ambientales No Gubernamentales de Venezuela (Red ARA), en nombre de las 34 organizaciones que la integran, expresa su firme rechazo a la resolución del Territorio Insular Francisco de Miranda y el Ministerio de Agricultura y Tierras (1), que revoca la autorización a la Fundación Científica Los Roques, para operar la Estación Biológica Dos Mosquises, ubicada en el Parque Nacional Archipiélago Los Roques desde 1967.

No entendemos las razones a las que obedece la citada resolución contra una institución que por más de 50 años, ha sido apoyo técnico y científico del Estado en materia de investigación y conservación marina, que ha generado la información necesaria para la creación y reglamentación del primer parque marino de Venezuela, el manejo y conservación de especies marinas emblemáticas y buena parte del conocimiento que hoy tenemos sobre estos ecosistemas y sobre los asentamientos insulares de indígenas venezolanos.

Más allá de la base legal de la medida, la Red ARA considera injustificada la desocupación de la Estación Biológica Dos Mosquises, a través de la cual, Fundación Científica Los Roques ha brindado una valiosa plataforma a cientos de investigadores en Venezuela y el mundo y ha sido aula abierta para la formación de docentes, estudiantes, funcionarios, operadores, público general y pobladores del Archipiélago, lo que hace de esta Estación Biológica una referencia mundial en investigación y educación ambiental.

Como miembros de la sociedad civil organizada, que creen y ejercen el principio constitucional de corresponsabilidad ciudadana, nos preocupa la publicación oficial de una resolución cuyo texto no señala justificación alguna de dicha medida, generando un grave precedente que amenaza el derecho de libre asociación, en un país que propugna como valores superiores “…la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social…” (Art. 2 CRBV)

La Red ARA se suma a la solicitud de la comunidad científica, académica, ambiental y ciudadana, así como de los habitantes del Archipiélago Los Roques e instamos al Ministerio de Agricultura y Tierras y a la Jefatura del Territorio Insular Miranda a reconsiderar y revertir esta lamentable resolución. Así mismo, los invitamos a establecer y mejorar los mecanismos de comunicación, cooperación y apoyo institucional y financiero con la Fundación Científica Los Roques, en coordinación con otros organismos gubernamentales como INPARQUES, Ministerio del Poder Popular para el Ambiente e INSOPESCA, responsables de la administración y conservación de este patrimonio natural de los venezolanos para las generaciones presentes y futuras.


Caracas, 21 de julio de 2014
Comité Coordinador


(1) Resolución conjunta del Territorio Insular Francisco de Miranda (Decreto N° 12014) y Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (N° 0272014) del 30 de abril de 2014, publicada en Gaceta Oficial 40.443 del 30 junio del 2014

lunes, 14 de julio de 2014

Sobre la PreCOP Social y el compromiso del Estado Venezolano con el Cambio Climático



La Red de Organizaciones Ambientales No Gubernamentales de Venezuela (Red ARA), manifiesta su posición sobre la iniciativa liderada por el Gobierno venezolano de convocar una reunión PreCOP Social de Cambio Climático.


Ante el grave problema que representa el cambio climático, valoramos la aparición de mecanismos que promuevan la participación activa de la sociedad civil organizada, en el proceso de discusión que llevan adelante los Estados sobre el mismo.

Consideramos que esta oportunidad debe servir para lograr un movimiento social global que apalanque los cambios necesarios en los modelos económicos, sociales y de gestión ambiental que hagan posible la construcción de sociedades sustentables.

En particular, la red ARA considera que los movimientos sociales reunidos en Margarita debemos exigir el compromiso de todos los gobiernos del mundo de implementar de manera urgente medidas dirigidas a:


  1. Promover la producción y promoción de energías limpias, junto al uso responsable de combustibles fósiles.
  2. Establecer procesos productivos eco-eficientes que disminuyan la generación de residuos y emisiones que generen gases de invernadero y destruyan los ecosistemas naturales.
  3. Incrementar la superficie de áreas naturales protegidas y garantizar la conservación de las existentes, a la vez que se promueva el desarrollo de ciudades sustentables.
  4. Disminuir de manera radical la deforestación, especialmente para el establecimiento de pastizales, potreros, explotación minera o petrolera, así como fortalecer los programas de reforestación de áreas degradadas.
  5. Establecer mecanismos para revertir la cultura del consumismo, así como mejorar los procesos de gestión de residuos sólidos, promoviendo sistemas de reutilización, recuperación y reciclaje. 
  6. Exigir a todos los Estados la disminución drástica de los gastos militares y utilizar esos recursos en programas dirigidos a la gestión ambiental, el desarrollo social sostenible y los programas de adaptación al cambio climático, especialmente para atender a las poblaciones más vulnerables.
  7. Establecer procesos educativos y de información que promuevan la incorporación masiva de todos los grupos sociales a los procesos de mitigación y adaptación al cambio climático.

Por otra parte, como organización venezolana no podemos dejar de referirnos a la situación de nuestro país, y presentar una serie de opiniones y demandas que esperamos sirvan como base para promover la discusión sobre las políticas ambientales nacionales, a la vez que promueva la participación de todos en el camino de construir una sociedad sustentable.

En tal sentido:

  1. Rechazamos el sesgo ideológico que se le quiere imponer a esta reunión de movimientos ambientales y sociales del mundo. Creemos que una discusión que presente los temas referidos al cambio climático global como una mera confrontación de socialismo versus capitalismo, es una re-simplificación de la compleja realidad social y política relacionada con el cambio climático, enmascara las verdaderas exigencias de un cambio de los modelos económicos basados en la explotación sin frenos de los recursos naturales y no contribuye al logro de los acuerdos necesarios que permitan establecer mecanismos de co-responsabilidad en la lucha contra el cambio climático.
  2. Exigimos al Estado Venezolano que, más allá de los discursos políticos, desarrolle acciones concretas, eficientes y sostenidas para atacar las causas y efectos del cambio climático en el país. En tal sentido es, por lo menos, incoherente promover reuniones internacionales para exigir responsabilidades de los países desarrollados cuando el país sólo ha entregado la Primera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático y está en mora con todas las otras obligaciones establecidas en los Convenios Internacionales y la legislación nacional.
  3. Reivindicamos el derecho constitucional a la participación de la Sociedad Civil Organizada en todos los asuntos que afectan el desarrollo del país y su gente. Creemos que un país que convoca a ONG y movimientos sociales del mundo para allanar caminos de interacción con los gobiernos, también debería tener mecanismos similares para que la sociedad civil organizada de Venezuela intervenga y contribuya en la solución de los problemas ambientales en función de su experiencia y trayectoria. Pero por el contrario, la realidad es, que lejos de promover la integración y valoración de las trayectorias y experiencias de los grupos ambientales venezolanos, ha habido una acción reiterada del gobierno nacional en contra de las ONG y sus proyectos, muchas veces dificultando e incluso impidiendo sus actividades. 
  4. Exigimos que el tema ambiental sea considerado como eje prioritario para el desarrollo sustentable del país. Para ello es necesario el fortalecimiento institucional de entes claves como el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y el Instituto Nacional de Parques. En tal sentido, el Estado venezolano debe revertir la situación de déficit crónico en la inversión pública destinada a la gestión ambiental. Esta situación se muestra en el hecho de que el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, que debe administrar cerca del 40% del territorio en distintas áreas bajo régimen de administración especial, su presupuesto nunca ha superado el 1% del total nacional.

En concordancia con estas exigencias, la Red ARA y sus miembros como expresión de la sociedad civil organizada ambientalista de Venezuela, están abiertos y dispuestos a articularse y trabajar en conjunto con las instituciones del Estado Venezolano y el resto de los actores sociales del país. Asimismo, esperamos que, a partir de la iniciativa de la PreCOP Social se produzcan cambios significativos en el Estado Venezolano, que impulsen la búsqueda de la reunificación del país y el reconocimiento de que los problemas del país exigen la participación y acción de todos sus ciudadanos.

domingo, 22 de junio de 2014

La red ARA apoya al V Encuentro de Constructores de Paz


Por favor revise la información sobre el evento en la carta que está a continuación:



Estimados amigos,

el próximo viernes 27 de junio se realizará el V Encuentro de Constructores de Paz en la Universidad Católica Andrés Bello.

Cada año hemos recopilado decenas de ejemplos de todo el país que demuestran que la paz es posible. Este año habrá cambios. Llevamos varios meses en un escenario de conflictividad que no sólo ha afectado la convivencia política, sino que también se nutre de otros conflictos sociales y económicos que sobrecargan nuestra cotidianidad. Algo ha cambiado en estos años de eventos y es que afrontar los retos de la convivencia y el diálogo se hace cada vez más urgente. El país lo exige y es un compromiso de la Red de acción social de la Iglesia, encargada de estas jornadas de reflexión.

Este 27 de junio, un día sin partidos de fútbol, el encuentro contará con ponentes nacionales que reflexionarán sobre la coyuntura política y cómo procesar el conflicto. El foco es fortalecer una visión ampliadas del "nosotros", cómo reconciliarnos y cómo fortalecer nuestro trabajo diario.

Además, estamos preparando para las horas de la tarde una serie de talleres prácticos con herramientas que puedan usarse en la vida cotidiana para construir paz. Así tendremos espacios dedicados a la formación en herramientas para exigir derechos o justicia, talleres de comunicación, espiritualidad, despolarización política, diálogo en organizaciones sociales, ambientalismo, primeros auxilios psicológicos y manejo de las emociones, acompañamiento a pacientes, integración grupal y procesos de reconocimiento.

Será un espacio de encuentro y contagio. Un día para aprender y buscar respuestas en colectivo. Será de entrada libre y recomendamos que asista en grupo para que pueda repartirse entre los talleres que se harán simultáneamente.

Puede inscribirse respondiendo este correo o en la página del evento en Facebook, donde podrá compartirlo con otros contactos. También puede descargar el afiche del evento en la resolución que necesite para adaptarlo a su teléfono celular, página web o imprimirlo en gran formato.

Siéntase libre de compartir con otros este encuentro.

Bienvenidos al V Encuentro de Constructores de Paz: La construcción del nosotros.

sábado, 10 de mayo de 2014

Sinergia Rechaza allanamientos de sedes de organizaciones y amenazas a activistas sociales



Red de Organizaciones de la Sociedad Civil Venezolana
Integrada por 50 asociaciones civiles promotoras del desarrollo social, la construcción de ciudadanía, la formación con base en valores y principios democráticos, unidas en la promoción y defensa de los derechos a la participación y libre asociación Rechaza allanamientos de sedes de organizaciones y amenazas a activistas sociales.

Las organizaciones que conformamos Sinergia, expresamos nuestro rechazo a la persecución, intimidación y amenazas por parte del Gobierno Nacional, en los últimos días en los que se ha señalado con nombre y apellido a representantes de organizaciones de la sociedad civil Venezolana, defensores de derechos humanos, reconocidos en el país, algunas de ellas miembros de Sinergia, como el Observatorio Venezolano de Prisiones y la Fundación Futuro Presente.

Por otra parte, se han producido una serie de allanamientos a sedes de organizaciones, sin que se haya informado con precisión y claridad cual es la amenaza real que se busca controlar; el discurso de los representantes del orden público no puede estar lleno de slogan políticos, repitiendo argumentaciones ideológicas para intentar criminalizar actuaciones que son licitas.

Las diversas acusaciones mencionadas por el Ministro del Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres y los cuerpos de seguridad del estado, representan una franca violación a los derechos a la libre asociación, a la libertad de expresión, a la libertad de pensamiento y al derecho legítimo de expresar disconformidad con propuestas, políticas y actores políticos. Por ello, exigimos por un lado investigaciones independientes, sin sesgo político y con presentación de evidencias verificables, y, por otro lado, garantizar el debido proceso, y la seguridad física y sicológica de los defensores y miembros de las organizaciones señalados por el Ministro Rodríguez Torres.

Los responsables de la seguridad pública no pueden seguir acusando con ligereza de “terrorismo”, “asociación para delinquir”, “traición a la patria”, “violación de la soberanía”, “subversivos”, “conspiradores”, a personas y organizaciones que tienen una vida dedicada a construir bienestar, a la defensa de derechos humanos o la construcción de lo público para beneficio de todos, a la protección de poblaciones en estado de vulnerabilidad.

En declaraciones ampliamente difundidas por los medios de radio, televisión y prensa del estado venezolano, el Ministro Rodríguez Torres ha acusado de gravísimos delitos a defensores y organizaciones, sin presentar evidencias o pruebas que sostenga las afirmaciones. La descalificación pública por parte de órganos de seguridad del estado sin que exista resultados de investigaciones y decisiones judiciales reviste ya una violación al estado de derecho, único principio que nos garantiza la igualdad ante la ley, y justicia debida.

Con la crispación que vive el país en los últimos meses -producto de la crisis económica, del sistema de salud, la inseguridad, el desabastecimiento, entre otros problemas,- las acusaciones por parte del gobierno de responsabilidades tan graves, podría generar rechazo hacia los objetivos y el trabajo que desarrollan cientos de organizaciones ciudadanas, poniendo en riesgo la estabilidad de la organización y la seguridad de activistas, defensores y sus familias.

Reiteramos nuestro rechazo a lo que constituye una política de criminalización de la labor de múltiples organizaciones civiles de desarrollo social, de derechos humanos, a los defensores y activistas que cumplen la misión de velar por los derechos de todas y todos los venezolanos. Nos preocupa la campaña difamatoria y amenazas contra Humberto Prado, Coordinador del Observatorio Venezolano de Prisiones, Rocío San Miguel, Directora de Control Ciudadano y Manuela Bolívar, Directora de Futuro Presente. En particular hacemos un llamado a la liberación de Rodrigo Diamanti, Presidente de la organización Un Mundo sin Mordaza, y el cese de las amenazas e intimidaciones a partir de la supuesta existencia de una lista para próximos allanamiento y detenciones.

Las organizaciones de sociedad civil, incluyendo a las de desarrollo social y de promoción y defensa de los derechos humanos, juegan un papel vital en la generación de condiciones para una vida digna de toda la población venezolana, en particular de quienes se encuentran en las mayores condiciones de vulnerabilidad. En el ejercicio de su labor, las organizaciones dan cumplimiento al artículo 132 de la Constitución Nacional, que establece que “Toda persona tiene el deber de cumplir sus responsabilidades sociales y participar solidariamente en la vida política, civil y comunitaria del país, promoviendo y defendiendo los derechos humanos como fundamento de la convivencia democrática y de la paz social”.

Recordamos que Venezuela es firmante de Declaración de la Organización de Naciones Unidas sobre Defensores de Derechos Humanos, que exige a los gobiernos proporcionar apoyo y protección a los defensores de los derechos humanos en el desempeño de su labor. Asimismo, establece el deber de los Estados de “proteger, promover y hacer efectivos todos los derechos humanos y adoptar las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias para asegurar la aplicación efectiva de los derechos y las libertades; proporcionar recursos eficaces a las personas que denuncien haber sido víctimas de una violación de los derechos humanos y garantizar y apoyar la creación y el desarrollo de instituciones nacionales independientes encargadas de promover y proteger los derechos humanos”.

Por último, creemos que un gobierno democrático se mide por su disposición y capacidad de respeto y diálogo. El camino de la paz, pasa por el reconocimiento del otro y la capacidad de aceptar que el país es de TODOS y TODAS. Ratificamos nuestra disposición a apoyar todas las iniciativas tendientes a procurar el camino del entendimiento y la convivencia ciudadana en nuestro país.

Caracas, 9 de mayo de 2014

Contacto
Deborah Van Berkel 0414 2340482

Declaracion de Sinergia 9 de mayo 2014

viernes, 28 de marzo de 2014

MENSAJE A LA SOCIEDAD II


La Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela (Red ARA) es una organización civil venezolana sin fines de lucro integrada por más de treinta organizaciones ambientales nacionales, creadas y conformadas por ciudadanos que dedican su capacidad profesional, su preocupación y su tiempo para estudiar, defender y conservar el bien de mayor dominio público de cualquier sociedad: el Ambiente.

Es por ello que, como organización conformada por instituciones ciudadanas activas en el movimiento ambiental venezolano, rechazamos la utilización político-partidista que se haga de esta importante materia, esencial para la vida, pretendiendo convertirla en motivo de confrontación y no de encuentro, entre todos los ciudadanos que conforman nuestra  actualmente convulsionada sociedad.

Como señaló el ambientalista Alonso Lizaráz en un reciente artículo: "el ambiente no distingue de segmentos sociales o parcialidades políticas; todos dependemos del mismo aire, de la misma agua, de las mismas plantas, de los mismos animales, y mancharlo con tintes políticos sería todavía mucho más crimen que la propia afectación".

Ratificamos nuestra posición de defensa de la paz y de la vida en todas sus formas, así como nuestra profunda preocupación por los hechos de violencia que afectan al país y nuestras exigencias ciudadanas expresadas en nuestro mensaje a la sociedad venezolana de fecha 24 de febrero de 2014


Comité Coordinador

28 de marzo de 2014

lunes, 24 de febrero de 2014

MENSAJE A LA SOCIEDAD VENEZOLANA


La Red de Organizaciones Ambientales de Venezuela (Red ARA), ante la difícil situación que atraviesa el país, expresa su profunda preocupación por los hechos de violencia que afectan a la sociedad venezolana, en especial a nuestros jóvenes estudiantes que constituyen el futuro de la nación

Como una Red integrada por organizaciones y ciudadanos venezolanos, exigimos que:

  1. se detenga la violencia
  2. se investiguen las muertes, desapariciones, torturas y agresiones,
  3. se respeten los derechos humanos de todos los ciudadanos
  4. se cumpla con las leyes establecidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La Red ARA hace un llamado a la paz, basado en el respeto a la vida, a los demás derechos humanos y a la justicia. Hacemos votos para que la difícil situación que hoy aqueja a nuestra sociedad, tenga un pronto desenlace para el beneficio colectivo.


Comité Coordinador
24 de Febrero 2014