La Misión de la Red ARA es Integrar y fortalecer las organizaciones ambientales para el logro de un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado, la conservación de la biodiversidad y el bienestar humano a través del trabajo en equipo, la comunicación, la creación de capacidades y fomentar la generación de conocimientos

jueves, 5 de mayo de 2016

PRONUNCIAMIENTO DE LOS PUEBLOS YE’KWANA-SANEMA Y PEMON DE LA CUENCA DEL CAURA SOBRE EL DECRETO NÚMERO 2.248 DEL “ARCO MINERO ORINOCO” EN EL MARCO DE LA XX ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DE LA ORGANIZACIÓN KUYUJANI. PLAYÓN, 21 AL 24 DE ABRIL DE 2016.



Esta carta es elaborada por todas las autoridades legítimas de 49 comunidades Ye´kwana y Sanema
participantes a la XX Asamblea General Ordinaria de la Organización KUYUJANI, organización de base comunitaria indígena del poder popular ancestral, originario y tradicional de los pueblos antes mencionados, quienes acordamos en plenaria dirigir la presente comunicación en atención a las siguientes consideraciones y en consecuencia solicitar su actuación conforme a las leyes indígenas y de la República Bolivariana de Venezuela.

La XX Asamblea General Ordinaria reunida en la fecha 21 a 24 de abril de año 2016 en la comunidad El Playón se pronunció sobre el Decreto del Arco Minero que afecta directamente a las poblaciones de la cuenca del Caura y en especial las comunidades indígenas de los Pueblos Ye´kwana–Sanema y pemon el cual RECHAZAMOS DEFINITIVAMENTE LA IMPLEMENTACIÓN DEL ARCO MINERO EN NUESTRO TERRITORIOS y HÁBITATS.

En el caso particular del Caura y es de preocuparse los resultados de los estudios científicos del año 2010 y del 2011 reportan el impacto ambiental en nuestro territorio tradicional incluyendo, el incremento de contaminantes químicos y sedimentos en suspensión en el río Yuruani y en el río Caura, así como bioacumulación de mercurio en tejido muscular de los principales peces de consumo masivo por parte de nuestras comunidades indígenas, especialmente en niños, niñas y adultos mayores. El resultado de los estudios científicos reportan bio-acumulación de mercurio en tejido humano (cabellos) en miembros de las comunidades indígenas Ye´kwana y Sanema de la cuenca del río Caura.

La cuenca del río Caura tiene en su ordenamiento territorial vigente diversas Áreas Bajo Régimen de
Administración Especial (ABRAE) incluyendo el Parque Nacional Jaua-Sarisariñama, Reserva Forestal El Caura, Monumentos Naturales Ichún-Guanacoco, Cerro Guiquinima y Zona Protectora Sur del estado Bolívar, los cuales consagran la protección y salvaguarda de los bosques, recursos hídricos, suelos agrícolas y demás recursos de la biodiversidad, regulando para ello el uso y aprovechamiento bajo normas de manejo con fines de desarrollo sustentable de las poblaciones autóctonas, indígenas y de la nación venezolana, prohibiendo taxativamente la actividad minera.

Para los pueblos antes mencionados consideramos que el Arco Minero es una violación de nuestro derecho legítimo a la salud y a un territorio seguro, propio y con calidad de vida. Consideramos incoherente la decisión tomada sobre la política minera dentro de territorios indígenas desestimando los derechos indígenas consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela vigente desde el año 1999, en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y en el
Convenio sobre los Derechos Humanos Universales, en la Ley Orgánica de Pueblos Indígenas, en la Ley Ordinaria de Demarcación de Tierras y Hábitats Indígenas y todas las demás leyes, convenios, pactos y tratados debidamente suscritos y ratificados por la República y de obligatorio cumplimiento por todas las autoridades nacionales civiles y militares sin excepción. Las culturas Ye´kwana y Sanema dependen de los bosques, caños y demás ecosistemas y recursos naturales de la cuenca del río Caura para poder seguir existiendo, y como consecuencia de la actividad de minería ilegal en nuestro territorio se han dado los primeros impactos ambientales y de salud humana que constituyen pasos tempranos de un proceso que a nivel internacional se tipifica como etnogenocidio, el cual estamos a tiempo todavía de evitar.

La conservación de los recursos naturales del territorio ancestral son fuente de alimentación y necesidades vitales manejadas desde nuestro origen, los cuales están en grave peligro por la presencia de la minería ilegal y el decreto del arco Minero del Orinoco. Yaajö Sawedi, nos dijo que cuidáramos a Atukaadoda (hierro), Adeumoiyana (agua), Enuujukuñamana (aire) como él los cuidó. Las tierra es fundamental para el pueblo Ye´kwana y Sanema, donde nace nuestro patrimonio cultural: educación propia, la cultura y garantiza nuestra seguridad alimentaria, la de nuestros hijos y futuras generaciones.

Exigimos que en representación de todas las autoridades legítimas de esta XX Asamblea General Ordinaria de la Organización KUYUJANI, debidamente constituida, sea presentada en punto de cuenta ante el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y comunique por vía escrita a las demás autoridades del consejo de ministros y, en especial, al ministro de Defensa y a la Procuraduría General de la República.

Es el deseo expreso de esta XX Asamblea General Ordinaria de la Organización KUYUJANI no al ARCO MINERO SI AL ¡BUEN VIVIR! en los territorios indígenas, solicitamos actuar conforme al marco legal previsto en la Constitución, las leyes, convenios, pactos y tratados de la República Bolivariana de Venezuela, y en consecuencia exigimos que mediante la presente, el Alto Mando Militar y la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela también cumplan con sus obligaciones según dictan las Leyes.

¡QUEREMOS SEGUIR EXISTIENDO! ¡EXIGIMOS NUESTRO TERRITORIO PARA SEGUIR VIVIENDO BIEN ¡
¡La vida vale, más que El oro!

Centro Indígena Ye’kwana Kuyujani Mai. Av. San Vicente de Paúl con callejón Los Teques. Barrio Hueco Lindo. Ciudad Bolívar. Edo-Bolívar.Cel. 04167929079, 0416-2460349. E-mail: kuyujani2010@gmail.com

martes, 12 de abril de 2016

Carta Abierta al Ministro del Poder Popular de Ecosocialismo y Aguas

Caracas 10 de abril de 2016


Ciudadano Ing. Ernesto Paiva
Ministro del Poder Popular de Ecosocialismo y Aguas
Centro Simón Bolívar, Torre Sur, El Silencio
Caracas
Estimado Ministro

Nos dirigirnos a Usted en la oportunidad de plantearle una preocupación que nos atañe como investigadores en las áreas de ornitología y conservación de la biodiversidad. Durante el mes de marzo del presente año se instaló un tendido eléctrico a lo largo de los doce kilómetros que atraviesan al Refugio de Fauna Silvestre Cuare, cerca de la población de Chichiriviche, en el estado Falcón. Dicho tendido se encuentra conformado por torres muy altas, de uno 20 metros de altura, que constituyen una amenaza para las aves que habitan en el refugio, tales como flamencos, fragatas, garzas, playeros migratorios, entre muchas otras especies. El tendido eléctrico no cuenta con boyas ni con ningún sistema que alerte o permita repeler a las aves, lo cual muy probablemente cause que éstas mueran al chocar con los cables. Desconocemos si se realizó el debido estudio de impacto ambiental que midiera el efecto de esta estructura sobre las aves.

Este tendido viene a empeorar la situación de precariedad en la que se encuentra este refugio, que comprende el extremo deterioro de la casa ubicada en la boca del Golfete, la desaparición del muelle y la falta de personal y recursos materiales para realizar labores de guardería ambiental. Un claro ejemplo del peligro que representan estas líneas de transmisión es la mortandad repetida de aves causada por los tendidos existentes en la carretera Coro-Punto Fijo en el estado Falcón, denunciada en la prensa en varias oportunidades.


Cabe destacar que el Refugio de Fauna de Cuare (creado mediante el decreto N° 972 del 31 de mayo de 1972, Gaceta Oficial N° 29.820), es un área de importancia nacional e internacional, y tiene como objetivo proteger la fauna silvestre de la región, en especial las aves migratorias y residentes. Por esta razón hacemos un llamado al Ministerio del P.P. de Ecosocialismo y Aguas y a Corpoelec para que tomen las medidas correspondientes y retiren dicho tendido lo antes posible. Esta situación está completamente fuera de la legislación vigente y de la reglamentación de las Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE). En primer lugar, se está violando el Artículo 3 de la Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio y el Artículo 46 de la Ley Orgánica del Ambiente, donde se consagra la protección de la biodiversidad de las áreas naturales protegidas; y además se está incumpliendo el plan de ordenamiento del Refugio, en el cual se indica que uno de los objetivos primordiales del mismo es proteger las aves autóctonas. 

Existen alternativas para llevar el tendido hasta la población de Chichiriviche sin atravesar el Refugio, ya sea un sistema bajo tierra o a lo largo de la carretera de servicio, ubicada fuera del mismo. Cabe destacar que el Refugio de Fauna Silvestre Cuare es uno de los cinco sitios Ramsar del país (un convenio internacional que protege a zonas con una gran valor para las especies acuáticas), así como un ABRAE (Refugio de Fauna Silvestre), y un Área de Importancia para la Conservación de las Aves (AICA), porque constituye un hábitat fundamental para las numerosas aves que utilizan el refugio para alimentarse, como zona de paso o como dormidero.
Esperamos su pronta respuesta a esta solicitud. Es urgente evitar las graves consecuencias que este tendido tendría para la avifauna del refugio y eso se puede lograr manteniendo el suministro eléctrico a la población local.

Junta Directiva de la
Unión Venezolana de Ornitólogos (UVO)